lunes, 20 de abril de 2009

Aquel que observa.

k
Cuando observamos nuestro cambiante flujo de imágenes mentales podemos vernos absorvidos por Aquel que observa. En esta llamada Visión Transparente, no existe un punto de vista, sino más bien un estado ajeno al juicio. Hay una visión indescriptible y las cosas son tal como son. Pero apenas interviene la mente y dice "creo que las cosas son así", esta visión se pierde, la realidad se polariza y el opuesto a lo expresado aparece simultáneamente. Cuando trascendemos nuestros sentidos, podemos ver que toda la manifestación, tanto en su polo positivo como en el negativo, surge de esta Fuente, de esta Conciencia...
Pero repitámoslo: hay una trampa escondida en todo esto. Consiste en pensar "yo soy la Conciencia" y seguir actuando desde el ego. Consiste en intentar entender esta transparencia mediante el conocimiento conceptual. Intentamos resolver este problema usando el pensamiento, pero este "ver" no es cuestión de pensamiento. Nuestra verdadera naturaleza no es un objeto, no es algo que pueda ser percibido con los cinco sentidos ni tampoco mediante poderes paranormales... Justamente lo que nos impide ver esta transparencia es nuestro deseo de verla como un objeto o una sensación. Si estamos buscando una experiencia cumbre o una vivencia que nos convierta en alguien especial, estamos buscando en la dirección equivocada. Tenemos que buscar en dirección al nóumeno y no a los fenómenos.

Jan Kersschot.

6 comentarios:

sankaradas dijo...

Hola Francisco.

Me ha alegrado ver que seguimos sincronizando nuestros blogs, parece que ahora toca hablar de maestros jóvenes con un lenguaje actual.
Cuando descubrí a Jan Kersschot me alegró encontrar un europeo, me recordó no se muy bien porque, a Tony Parsons y a todos estos autores, criticados a vece por falta de pureza pero que llegan a un publico que de otra manera no conocerían el Advaita.
Cualquiera de sus libros .Esto es ello, Volver a si mismo, Nadie en casa puede servir para que un neófito encuentre el hilo que le lleve al ovillo de la Nodualidad.

Namasté y garcias.

Z. dijo...

Esta muy bien elegido este texto porque nos señala las posibles trampas en las que podemos caer, por un lado: "pensar "yo soy la Conciencia" y seguir actuando desde el ego" y por otro lado tomar la Conciencia por un objeto (que es lo más normal pues es lo que hacemos con todo habitualmente). Muy agradecida Francisco.
Un gran abrazo!

Jonas :D dijo...

curioso sin saber de el, tambien le habia llamado vision transparente.

Gracias por la excelente seleccion..
de tu observador transparente

José Manuel dijo...

Hola Francisco,
"abosorvidos por Aquel que observa". Me parece acertadísimo este extracto porque remarca el carácter impersonal de la Conciencia que queda "personalizado", como muy bien dice Z., cuando el pensamiento dice: "yo soy la Conciencia".
Felicidades. Me anoto este nombre (otro más). Un abrazo.

Bacdiras dijo...

Una manera de explicarlo muy clara ¿para el pensamiento? jejejje (broma).
Muchas gracias, te agradezco la elección de este excelente texto.
Un abrazo.

Francisco dijo...

Hola sankaradas. Estoy de acuerdo contigo sobre todo en lo que respecta al libro Volver a Sí Mismo, que es casi un compendio de enseñanzas de No dualidad de diversas fuentes. Namasté.

Hola Z. Si, nos olvidamos que la conciencia es El sujeto donde acontecen todos los pensamientos, ego, objetos. Un gran abrazo.

Hola Jonas :D. Gracias a tí por tus observaciones.

José Manuel, estamos tan acostumbrados a identificarnos con el yo que piensa o con el yo que hace que nos olvidamos que ese es sólo el ego en sus distintas facetas, al fin y al cabo es sólo otro objeto en la conciencia. Un abrazo.

Otro abrazo para tí Bacdiras.