viernes, 10 de septiembre de 2010

La persona está en permanente cambio...


- María Luisa : La persona está en permanente cambio, insertada en su laberinto de movimientos y muchas veces se espera a que la persona esté realizada para poder ayudar a los demás. ¿Cómo es esto?

- R. Malak : La tradición, en sus documentos, ha descrito en forma reiterada que nadie realiza, que no es algo que se obtenga. Sin embargo, esas mismas enseñanzas hablan de un buscador, de un discípulo, de un iniciado, de un aprendiz, un sujeto al que se le recomienda que, para obtener la comprensión, debe seguir algunos pasos como la auto indagación, corregir defectos evidentes, tranquilizar la mente y reconocer el ego, muchas y variadas recomendaciones que principalmente apuntan a que la mente se tranquilice. Hay muchas técnicas que ayudan al que está en el sendero para darse cuenta en que lugar se encuentra en el laberinto. La falta de capacidad para reconocernos genera una imagen de nosotros formada de etiquetas externas con las que nos identificamos, formando un falso yo, el cual se va separando con cada vivencia, separación producida al perseguir o rechazar, lo que además provoca una inseguridad que se presenta como sufrimiento.
La observación incorrecta se da en cualquier proceso del pensamiento basado en ataduras, en el odio y en el desconocimiento. En cambio, observar correctamente provoca paz interior, conciencia que presencia sin tendencias, es uno mismo enlazado y unido con ellas. Se intenta demostrar que reconozcamos que al inicio estamos tan vinculados a lo superficial como a lo esencial, sin embargo al llegar a la quietud interior de la observación sin juicio, lo esencial va a distinguirse por sobre lo superficial. Tomar conciencia de la unidad sucede cuando el hacer está en armonía con el Ser y el conocer, siendo lo indescriptible la fuente y a su vez el fruto de esa armonía. Esa realidad fundamental está más allá de la observación sin juicio y de los estados limitados por el tiempo y el espacio, y es preciso reconocer además que la realidad siempre es, por lo que no hay realizados sino que existen los que están en la comprensión de la realización.

R. Malak - Maria Luisa (Resplandor No-dual. Ed. Lulu. 2.009)

3 comentarios:

Z. dijo...

Gracias Francisco por traer a estas voces tan elocuentes, tan claras a la hora de tratar temas intrincados y ponerlos fáciles y comprensibles. Son una gran fuente de inspiración e introspección.
Un abrazo amigo!

José Manuel dijo...

Estupendo extracto de RM y ML que, con sus diálogos, disipan la ignorancia.
Gracias Francisco. Un abrazo!

Francisco dijo...

Gracias a ustedes Z. y José Manuel.