viernes, 23 de enero de 2009

El Pez.


Hay una historia acerca de un pequeño pez que se acerca nadando a un pez amigo, mayor y más sabio, y le dice: "No dejas de hablar del agua. He estado buscándola por todas partes y no hay manera de encontrarla en ningún sitio. He estudiado todos los textos, he practicado y me he adiestrado diligentemente, y he tenido contacto con los que la han conocido, pero no he dado con ella". El viejo pez sabio dice: "Sí, querido. Como te digo siempre, no sólo estás nadando en ella ahora mismo, sino que también estás compuesto de ella". El pequeño pez menea la cabeza lleno de frustración y se aleja nadando y diciendo: "Quizá la encuentre algún día".

Catherine Ingram.

8 comentarios:

alejandro dijo...

Eso es todo, eso es todo amigos.

sankaradas dijo...

Com aquel ejmplo que dice:

Me río de ese pez que en medio del océano tenía sed. Mira a tu alrededor y verás que lo real esta aquí.

Namasté

Z. dijo...

Hola Francisco: Es gracioso este cuento por cómo está contado pero es trágico en el fondo, pues es lo que nos pasa: aún teniéndolo (siéndolo) no lo captamos (realizamos).
Un abrazo!

Alexia dijo...

Ironías de la vida...tenemos ante nosotros mismos todo para ser mejores,felices y aprender a valorarlo es complejo cuando ni somos capaces de verlo, todos hemos estado algo miopes ante cosas que teníamos frente a frente o hasta dentro...bien dices en varios de tus post elementos que nos dan nuestro lugar en el mundo, saludos...

Francisco dijo...

Es muy curiosa nuestra actitud. Siempre creyendo que buscando vamos a encontrar, sin embargo la idea es que abandonemos la búsqueda y nos dediquemos a encontrar. El buscar y buscar no es más que acumular "mapas" como diría Wayne. Pero si ya tenemos los mapas suficientes es momento de utilizarlos, y dejar de convertirnos en coleccionistas de "mapas". Un gran abrazo alejandro, sankaradas, Z. y Alexia.

soledad dijo...

Gracias por esta shanga virtual.

Por cierto, ¿conoceis a Consuelo Martín?
Es una persona realizada española y mujer.
Sus libros valen la pena, pero sobre todo, asistir a sus retiros silenciosos.

SoL LuNaR dijo...

¿era crsitiano aferrimo el pez? pregunto...

alejandro dijo...

El Cristianismo tambien es parte del agua.
Respondo......