martes, 10 de marzo de 2009

Todo funciona perfectamente.


Cuando te enfrentas con una desgracia, es bueno enfrentarse con ella,
cuando enfermas, es bueno enfermar,
cuando mueres, es totalmente apropiado morir.

Todo funciona perfectamente, sin limitaciones, sin fin, tal como es,
en medio de la auténtica nada (Vacío real);
montañas, flores, pájaros...¡tal como son!

Con no-mente las flores invitan a la mariposa;
con no-mente la mariposa visita las flores;
cuando la flor se abre, la mariposa viene;
cuando la mariposa viene, la flor se abre.
Ellas no se conocen,
sin embargo, ambas siguen naturalmente el Camino.

Ryokan.

5 comentarios:

sankaradas dijo...

Namasté Francisco.

Con no-mente las flores invitan a la mariposa;
con no-mente la mariposa visita las flores;

Que maravillosa verdad.

Z. dijo...

Cuando ves la ilusoriedad de la mente, todo lo que queda es la admiración por el funcionamiento perfecto de Todo.
Un abrazo!

José Manuel dijo...

¡Qué bello texto!
Como bien dice Z. en ausencia de pensamiento se percibe el perfecto funcionamiento de la Totalidad no sólo en lo "bello" sino en las circunstancias "dolorosas": enfermedad, muerte... al no existir el juicio conceptual.
Un abrazo.

Francisco dijo...

Es tan hermoso que la mente quiere aferrarse a cada situación y no salir de ahí para no ir a la siguiente "flor", sin embargo la "mariposa" sabe que solo aceptando la invitación de cada flor por el tiempo suficiente es lo adecuado para no convertirse en una "invitada de piedra".
Gracias sankaradas, Z. y Juan Manuel. Un gran abrazo a ustedes.

Bacdiras dijo...

Gracias por esta primavera.

Un abrazo.