domingo, 10 de mayo de 2009

Testigo.


Tienes que considerar atentamente esto: de la misma manera que el que ve un jarrón es distinto del jarrón mismo, y de ninguna manera se identifica con él, así yo, que veo el cuerpo burdo, no soy este cuerpo. De la misma manera debes reconocer que se llega a la siguiente conclusión: yo, que soy testigo de los órganos sensoriales..., no soy esos mismos órganos.

Medita pues así: yo no soy ni la mente, ni el intelecto, ni tampoco la fuerza vital del cuerpo...ni tampoco su combinación. Discrimina claramente y con inteligencia que el Testigo-Vidente es distinto de todo lo que es objeto de percepción.

Medita así: Yo soy Eso ante cuya presencia todos aquellos entes inertes como el cuerpo, los sentidos, etc., se vuelven capaces de producir actividad de manera dependiente.

Medita así: Yo soy Aquel que por naturaleza carece de todo cambio, y, siendo el interior (de todo), impulsa al intelecto y a las demás funciones al movimiento...

Medita así: Yo soy Aquel gracias a cuya vecindad el cuerpo, los sentimientos y las fuerzas vitales, aunque inertes por sí mismos, parecen dotados de conciencia como el Sí Mismo.

Adi Sankara.

6 comentarios:

Z. dijo...

Hola Francisco: Qué sencillo y claro lo explica Adi Shankara y tan evidente!
Gracias y un abrazo!

sankaradas dijo...

Namasté Francisco.

Sankara, fue el Maestro del que se me dio el nombre, es el gran clarificador, ordenador y promotor del Vedanta Advaita, es el Maestro por excelencia de todos los que posteriormente seguimos el camino nodual.
Gracias.

Bacdiras dijo...

Yo soy.
Un abrazo y gracias.

José Manuel dijo...

Hola Francisco,
"Discrimina claramente y con inteligencia que el Testigo-Vidente es distinto de todo lo que es objeto de percepción". La gran consigna práctica del Vedanta.
Un abrazo!

Jonas :D dijo...

http://christianadvaita.blogspot.com/2009/05/kali-baaba.html

no os perdais esto por nada del mundo. La integracion Ultima esta suecediendo en todas partes, alla donde voy soy to al final del tiempo

ASHRAM ARUNACHALA dijo...

OM

hola francisco:
no conocia tu blog, y me he paseado por él como por un jardin de la Verdad...
por ello te he agregado a mis "jardines favoritos", esperando...esperando...perezosamente, mientras no veo lo que soy y el que Soy...
un abrazo !