domingo, 12 de julio de 2009

Una niña pregunta acerca de la muerte.


Una tarde, Katz, un gato negro con una mancha blanca en la punta de la cola, que vivía en el Centro Zen de Cambridge, murió tras una larga enfermedad. La hija de uno de los discípulos de Seung Sahn, de siete años, estaba disgustada por su muerte. Después del entierro y de cantar al Buda Amida fué a entrevistarse con Seung Sahn:

- Seung Sahn dijo: "¿Alguna pregunta?"

- Gita dijo: "Sí, ¿qué le pasó a Katzie? ¿A dónde fué?"

- Seung Sahn dijo: "¿De dónde vienes?"

- "Del vientre de mi madre."

- "¿De dónde viene tu madre?"

Gita permaneció silenciosa.

Seung Sahn dijo: "Todas las cosas de éste mundo provienen de la misma única cosa. Es como en una fábrica de galletas. Allí se fabrican muchas clases de galletas, como leones, tigres, elefantes, casas, personas. Tienen nombres y formas distintas pero están hechas de la misma pasta y tienen el mismo sabor. Así todas las cosas distintas que ves, un gato, una persona, un árbol, el sol, este suelo, son realmente la misma."

- "¿Qué son?"

- La gente les da nombres diversos, pero en sí mismas no tienen ningún nombre. Cuando piensas, todas las cosas tienen distintos nombres y distintas formas. Pero, cuando no piensas, todas las cosas son lo mismo. No hay palabras para referirse a ellas. La gente crea las palabras. Un gato no dice: "soy un gato". El sol no dice: "mi nombre es Sol". La gente dice: "esto es el sol". Por lo tanto, cuando alguien te pregunte: "¿Qué es esto?", ¿cómo deberías responder?

- No debería usar palabras.

- Seung Sahn dijo: "¡Muy bien! No deberías usar palabras, así que si alguien te preguntase: "¿Qué es Buda?", ¿cuál sería una buena respuesta?

Gita permaneció silenciosa.
Seung Sahn dijo: "Ahora pregúntame tú a mí".

- "¿Qué es Buda?"
- Seung Sahn golpeó el suelo.
- Gita rió.
- Seung Sahn dijo: "Ahora yo te pregunto a tí: ¿Qué es Buda?
- Gita golpeó el suelo.
- Seung Sahn dijo: "¿Qué es Dios?"
- Gita golpeó el suelo.
- ¿Qué es tu madre?"
- Gita golpeó el suelo.
- ¿Qué eres tú?
- Gita golpeó el suelo.

-¡Muy bien! Esto es de lo que todas las cosas del mundo están hechas. Tú, Buda, Dios, tu madre y todo el mundo sois lo mismo.

Gita sonrió.

- Seung Sahn dijo: "¿Más preguntas?"
- Todavía no me ha dicho donde se fué Katz.
Seung Sahn se inclinó hacia adelante, la miró a los ojos y dijo: "Ya lo sabes".
Gita dijo: "Ah", y golpeó el suelo muy fuerte. Entonces prorrumpió en carcajadas.
Seung Sahn dijo: "¡Muy bien! Así es como debes contestar a todas las preguntas. Esta es la verdad".
Gita hizo una reverencia y se marchó. Cuando estaba abriendo la puerta, se volvió hacia Seung Sahn y dijo: "Pero no voy a contestar así cuando esté en la escuela. Daré respuestas corrientes".
Seung Sahn rió.

Seung Sahn.

7 comentarios:

sankaradas dijo...

Namasté Francisco.

Golpeemos todos el suelo como Seung Sahn.
No hay preguntas, son de la mente. No hay respuestas, la respuesta está ahí, en el TODO.

Bacdiras dijo...

Gracias.
Una abrazo

ASHRAM ARUNACHALA dijo...

om

una lluvia de silencio...

Z. dijo...

Hola Francisco: :) en la escuela: respuestas corrientes, pero ella ya sabía!
Gracias y un abrazo!

Francisco dijo...

Hola Z. Así es. Es tan sencillo, que un niñ@ lo capta con facilidad, pero nuestras mentes están siempre buscando lo complicado y apoteósico. Un gran abrazo sankaradas, Bacdiras, ASHRAM ARUNACHALA y Z.

nany dijo...

¿Por qué comentar lo que no necesita mayor comentario?..., sin embargo me detiene una palabra, que se transforma en excusa para llegar a tí... Si puedes escríbeme a mi correo, quiero saber de tí. Un abrazo a tu madre y otro para tí...

Erlik_Khan dijo...

Me ha encantado el relato, sobre todo, el final, la frase de la niña.
se volvió hacia Seung Sahn y dijo: "Pero no voy a contestar así cuando esté en la escuela. Daré respuestas corrientes".
Seung Sahn rió.

Aun asi tengo temor.... de que por seguir interpretando un personaje nos veamos como en la viñeta del blog de YORIENTO : http://yoriento.com/2009/07/administracion-publica-consultoria-los-otros-570.html/.

Mitakuye Oy Asin
Erlik Khan